Esclerosis Múltiple Argentina: Disfrutar el Aire Libre con Esclerosis Múltiple

Disfrutar el Aire Libre con Esclerosis Múltiple

Fuentes: WebMD Medical Reference. Work and MS [Publicado el 13 de febrero de 2018; consultado el 23 de julio de 2019]. Disponible en la web: https://www.webmd.com/multiple-sclerosis/ss/slideshow-ms-outdoor-activities

El tener esclerosis múltiple (EM) no es un impedimento para disfrutar de una salida y para aprovechar el paisaje, el sol y el aire puro. Un buen plan y las herramientas correctas te pueden ayudar a disfrutar el momento mientras te sientes cómodo y a salvo.

Por ejemplo, nadar o realizar acuaeróbicos en una pileta son excelentes ejercicios. El agua soporta el peso del cuerpo y te permite un movimiento mucho más fácil, mientras que ejerce una resistencia que fortalece tu musculatura. Además, es mucho menos probable que el cuerpo se sobrecaliente cuando el ritmo cardíaco empieza a elevarse. Igualmente, es importante verificar la temperatura del agua para asegurarte de que no esté demasiado caliente: un rango de 26 a 29 ºC es ideal.

¿Te gusta andar en bicicleta? No hay porqué dejar de hacerlo, busca bicicletas de tres ruedas o un triciclo manual que te brinde mayor estabilidad. También las hay con algunas características especiales como respaldos y correas para tus piernas o se pueden modificar añadiendo correas de pedal, para que no sientas adormecimiento en tus pies, ni se deslicen fuera de los pedales.

Para esta actividad, así como para realizar senderismo, es importante de trazar el terreno antes de salir, así sabrás exactamente a dónde ir, cuántos kilómetros hacer y cuánto tiempo tomará. También debes incluir en el trayecto puntos de descanso y, lo más importante, baños. Puedes elegir entre senderos accesibles con menos pendientes y caminos más suaves, como los de la mayoría de las plazas.

También puedes montar a caballo, si es lo que te gusta. La equitación practicada de forma tranquila es divertida y relajante, y puede mejorar tu fuerza y ​​equilibrio. Existen algunos programas de equitación diseñados como terapia para personas con problemas de movimiento (equinoterapia).

Es buena idea mover cada parte del cuerpo y mantener tus músculos tonificados, por eso es recomendable hacer diferentes clases de ejercicio. Trata de probar diferentes actividades. Por ejemplo, si lo que haces siempre es caminar, intenta tomar una clase de yoga al aire libre de vez en cuando. Una revisión de 45 estudios clínicos encontró que el entrenamiento físico mixto funcionó especialmente bien contra la fatiga relacionada con la EM.

Si te hace sentir mejor, invita a un amigo a acompañarte a una actividad al aire libre, te puede brindar apoyo si empiezas a sentirte inestable o te da fatiga. Además, es más divertido tener compañía, y será menos probable que canceles tus planes de “salir” y te quedes recostado en un sofá.

Una elevación de la temperatura corporal, por más leve que sea, puede empeorar los síntomas de EM, por eso es importante que si vas a salir en verano o en días calurosos, elijas las horas del día cuando el sol no es tan fuerte. Es útil acompañarse de un ventilador de mano, usar bolsas de gel frío para mantener la temperatura baja cuando estás activo, cintas frías para la cabeza o bandas frías para el cuello. Incluso una botella de agua fría puede ayudarte a combatir el calor.

Tanto para caminar, correr o escalar, hay que elegir las zapatillas adecuadas, que brinden estabilidad y que ayuden con el adormecimiento de los pies. Busca un par que sea liviano (requiere menos esfuerzo para levantar el pie del piso), que tenga un talón ancho (útil para el apoyo y el equilibrio), y que tenga suficiente espacio para que quepa una ortesis o una abrazadera, si las usas. Asesórate con tu médico, fisiatra o quinesiólogo.

Si la opción es ir a una playa y utilizas bastón o muletas, puedes comprar unas piezas de caucho o goma que se adhieren a la punta y te permiten moverte sin que se te hundan en la arena. En algunas playas existe el alquiler de silla de ruedas playeras, que constan de ruedas grandes y más anchas diseñadas para moverse en la arena sin quedar atascadas.