Nueve ejercicios para la Esclerosis Múltiple

Nueve ejercicios para la Esclerosis Múltiple

La actividad física, cuando se realiza para bajar de peso, fortalecer los músculos o prevenir enfermedades, es saludable en todas las personas. En los pacientes con esclerosis múltiple (EM) hacer ejercicio se asocia con algunos beneficios específicos; por ejemplo, alivia los síntomas, contribuye a mejorar la movilidad y minimiza los riesgos de ciertas complicaciones.

Sin embargo, es importante que realice actividad física con cuidado, ya que en forma exagerada puede comprometer el sistema muscular, aumentar el dolor y sobrecargar su cuerpo y su mente. En este instructivo se recomiendan 9 ejercicios que puede realizar por su cuenta o con asistencia de un fisioterapeuta para lograr una buena calidad de vida y mejorar sus síntomas.

Nota importante: antes de comenzar cualquier programa de actividad física o ejercitación, consulte a su médico, quien, por precaución, puede recomendarle que lo haga con un fisioterapeuta o un terapista ocupacional hasta que aprenda la manera correcta de realizarlo, para que su sistema muscular no trabaje de manera excesiva.

Yoga

Un estudio de la Oregon Health & Science University reveló que los pacientes con EM que practican yoga refieren menos síntomas de fatiga, en comparación con aquellas que no lo hacen. La respiración abdominal que se utiliza durante el yoga contribuye a mejorar la respiración, incluso mientras no se ejercita. Cuanto mejor sea su respiración, más fácilmente circulará la sangre por su cuerpo, con lo cual mejorará la salud cardíaca y respiratoria.

 Ejercicios acuáticos

El calor excesivo es deletéreo para los pacientes con EM, sobre todo cuando se realiza actividad física al aire libre. Por este motivo son ideales los ejercicios efectuados en una pileta de natación, ya que lo ayudarán a mantener la temperatura adecuada.

Además de evitar el calentamiento excesivo, las propiedades del agua ayudan a moverse más fácilmente. De hecho, la actividad física realizada en el agua puede hacer que se sienta más flexible, en comparación con la que se efectúa fuera del agua. Por ende, es posible que realice algunos ejercicios que no pueda efectuar cuando no está en el agua, como elongaciones, levantar peso o actividad cardíaca, todos ellos asociados con mejoras en el bienestar físico y mental.

Levantar peso

El efecto importante se produce en su interior. El entrenamiento de fuerza no solo contribuye a fortalecer su cuerpo y recuperarse más rápidamente del daño, sino que también lo torna menos susceptible a este. Por este motivo, los pacientes con EM deben realizar entrenamiento físico de peso o resistencia. La rutina debe adaptarse a sus necesidades específicas y, al igual que con otras actividades, es importante que primero la practique con un profesional.

Elongación

La elongación, especialmente durante el yoga, mejora la respiración, calma la mente y estimula los músculos. También, mejora la movilidad, reduce la tensión muscular y recobra la fuerza de los músculos.

Equilibrio

La EM afecta el cerebelo, la parte del cerebro involucrada en el equilibrio y la coordinación. Si tiene problemas para mantener el equilibrio, los ejercicios con pelotas de plástico son útiles para entrenar los principales grupos musculares y otros órganos sensitivos de su cuerpo y, así, compensar las dificultades para el equilibrio y la coordinación. Las pelotas también pueden utilizarse para el entrenamiento de fuerza.

Artes marciales

Algunas formas de artes marciales, como el tai chi, son de muy bajo impacto. El tai chi ha ganado popularidad entre los pacientes con EM porque mejora la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio.

Ejercicio moderado

El ejercicio moderado, es decir, el que se asocia con el aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, se acompaña de numerosos efectos positivos para la salud y para mejorar el control vesical. El ejercicio aeróbico es beneficioso para los sistemas naturales de defensa, mejora los síntomas de la EM y genera fortaleza.

Bicicleta fija

El ciclismo tradicional se asocia con numerosos riesgos para los pacientes con EM. En cambio, las bicicletas modificadas, como las fijas y reclinadas, pueden ser de mucha ayuda, ya que permiten realizar la misma actividad que con una bicicleta tradicional, pero sin tener que preocuparse por el equilibrio y la coordinación.

Deportes

El básquetbol, el golf y el tenis pueden adaptarse a los pacientes con EM. La equitación también estimula el equilibrio, la coordinación y la fuerza. Para las personas que han sido muy activas antes de recibir el diagnóstico de EM, recuperar parte de sus actividades habituales mediante la práctica del deporte favorito puede ser muy beneficioso para el cuerpo y la mente.

Aspectos a tener en cuenta mientras realiza actividad física

Si no es físicamente capaz de mantener una rutina de 20 o 30 minutos de ejercicios, puede dividirla en períodos breves, de alrededor de 5 minutos; los beneficios para su salud serán los mismos.

 

Título Periodístico: Vivir con Esclerosis Múltiple: Beneficios de la Actividad Física

Título original: Nueve Ejercicios para la Esclerosis Múltiple

Autora: Holland K

Fuente: Healthline. Nine exercises for MS [Publicado 2012 Mar 20; consultado 2017 Jul 17] Disponible en: http://www.healthline.com/health/multiple-sclerosis/exercises#2.