El sueño en los pacientes con Esclerosis Múltiple

El sueño en los pacientes con Esclerosis Múltiple

Los trastornos del sueño son comunes en la población general, pero en el caso de los pacientes con EM, estos trastornos parecen ser aún más comunes. Los estudios muestran que esto es muchas veces secundario al estrés, la espasticidad de brazos y piernas, la inactividad y la depresión. En algunos casos, las lesiones de la esclerosis múltiple en ciertas partes del cerebro también pueden impedir que alguien duerma de manera adecuada.

Hable con su médico acerca del problema, sobre todo si está relacionado con un trastorno clínico como la espasticidad, dificultades en la vejiga o depresión, pero sin importar cuál sea la causa del problema, a continuación le daremos algunas recomendaciones.

Recomendaciones para dormir mejor

– Relájese a la noche, antes de ir a la cama. Trate de no “rumiar” sobre los problemas que tuvo en el día o por las cosas pendientes del día siguiente. Si es difícil apagar su cerebro, intente hacer meditación o ejercicios de respiración.

– Acuéstese a dormir cuando esté cansado. Trate de tener una rutina y vaya a dormir, cada noche, a la misma hora.

– Si no puede conciliar el sueño después de 10 a 15 minutos de estar en la cama, levántese; no es bueno quedarse esperando. Busque algo relajante para hacer, como armar un rompecabezas, leer o escribir una carta a un amigo. En lugar de ver televisión, que no requiere esfuerzo, haga algo activo, para que el cansancio se acumule de forma natural.

– Trate de no dormir durante el día. Si lo hace, que la siesta no sea larga o cerca de la hora de acostarse.

– Evite la cafeína y el alcohol dentro de las cuatro a seis horas previas a la hora de acostarse.

– No fume antes de ir a dormir o durante la noche.

– Si tener que ir al baño lo mantiene despierto, trate de consumir menos líquido por la tarde y vaya al baño justo antes de ir a la cama.

– No vaya a dormir con hambre; tampoco después de una comida pesada. Si siente el estómago vacío, coma un refrigerio ligero o tome un vaso de leche tibia.

– Haga ejercicio en forma regular; preferiblemente, durante el día. Evite el ejercicio vigoroso al menos en las tres horas previas a acostarse.

– Programe el despertador para que suene a la misma hora todos los días, incluso aquellos en que no trabaja y los fines de semana.

– Si siguiendo estas recomendaciones aún no puede conciliar el sueño, hable con su médico tratante para que averigüe qué pasa y que revise la necesidad de remitirlo a un especialista.

 

Título original: Multiple Sclerosis and Sleep

Traducción: Esclerosis Múltiple y Sueño

Autores: WebMD Medical Reference

Fuente: WebMD Medical Reference. Does your diet affect your MS? [Publicado 2016 Abr 24; consultado 2017 Ago 27]. Disponible en: http://www.webmd.com/multiple-sclerosis/guide/taking-control-sleep.