Control de estrés para pacientes con esclerosis múltiple

Control de estrés para pacientes con EM

El control del estrés representa un aspecto importante en el tratamiento de la esclerosis múltiple y lo ayudará a convivir con la enfermedad. Para ello, es necesario que identifique los síntomas. El control del estrés puede contribuir sustancialmente en el bienestar general.

Qué es el estrés

El estrés es el resultado de una situación adversa, intensa o sostenida, sobre el cuerpo y la mente. La presión y el estrés forman parte de la vida de todas las personas. En parte, los eventos que surgen en el transcurso de la vida determinan la forma en la que el cuerpo reacciona, cómo nos sentimos y cómo pensamos. Aunque el estrés se considera deletéreo, en ciertas situaciones puede transformarse en algo positivo.

En formas muy diversas, el estrés afecta a nuestro organismo y puede ser causa de diferentes síntomas, como cefaleas, malestar gástrico y dificultad para dormir. Además, contribuye en la aparición, más frecuente y de duración más prolongada, de enfermedades “menores” y de trastornos crónicos, como la insuficiencia cardíaca, la hipertensión arterial o la úlcera gástrica. Además, el estrés puede ser un desencadenante de exacerbaciones agudas de las enfermedades crónicas y complicar el control adecuado del asma o la diabetes, solo para mencionar algunos ejemplos. Los síntomas de cualquier enfermedad, desde la gripe hasta los tumores malignos, pueden agravarse en presencia de estrés. Cuando el estrés no se controla apropiadamente motiva el inicio de hábitos desfavorables para la salud, como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y los patrones alimentarios inadecuados. Si bien, en la esclerosis múltiple, el estrés no es causa de exacerbaciones agudas, reduce considerablemente el desempeño del paciente y la sensación de bienestar. Es por ello que los pacientes con esclerosis múltiple y estrés se sienten peor, incluso cuando el agravamiento de la enfermedad no existe.

Sin embargo, el estrés moderado motiva cambios favorables en la vida; de hecho, ayuda a crecer, a ampliar el horizonte, a reevaluar los objetivos y las prioridades y a crear una vida más reflexiva.

En resumen, el estrés representa un evento dañino cuando no puede ser controlado de manera que resulte útil. En personalidades determinadas, el control del estrés es más difícil y, en algunas situaciones, no puede modificarse sin la ayuda de otras personas. El estrés forma parte de la vida y no es realista considerar que puede eliminarse por completo. Sin embargo, aceptarlo como tal no significa necesariamente vivir atemorizado por sus posibles efectos deletéreos sobre la esclerosis múltiple. Cualquier persona puede ser incapaz de afrontar correctamente el estrés en algún momento de la vida; entonces, el objetivo es la evolución gradual hacia el control, con el propósito de maximizar la calidad de vida.

Los síntomas

El estrés no controlado motiva diversos sentimientos desfavorables, como el enojo, la frustración, la depresión, la impotencia, el temor y la culpa. Cada persona responde de una manera diferente al estrés. La sequedad bucal, las palpitaciones, la sudoración, la dificultad para respirar y el aumento de la irritabilidad son algunos de los síntomas más frecuentes. La respuesta alterada al estrés consiste en considerar que este desaparecerá, ignorar los sentimientos, pretender poder hacer todo, pensar solo cosas malas, sentir culpa, creer en la perfección personal y que se es capaz de cambiar cualquier cosa, tratar mal al cuerpo –por ejemplo, fumar, consumir alcohol o comer alimentos inadecuados– y tener un estado de ánimo inapropiado con familiares y amigos.

Las causas

Además de las presiones cotidianas y los rasgos de la personalidad, los problemas para las relaciones personales, los eventos inesperados, el trabajo, la escuela, las enfermedades crónicas y la muerte son otros factores que contribuyen en la aparición del estrés.

Cómo controlarlo

Existen diversas formas para controlar el estrés: una manera determinada puede ser eficaz para una persona, pero no para otra. En este contexto, es importante que reconozca cuáles son las reacciones, que identifique las causas internas de estrés, que maneje correctamente sus tiempos y que trabaje con otras personas para generar cambios. La respiración profunda, la meditación, los pensamientos positivos y el control del tiempo son algunas de las técnicas que lo ayudarán a relajar el cuerpo y la mente cuando se sienta estresado.

Se requiere tiempo y práctica para aprender a controlar el estrés. La omisión de los pasos esenciales del proceso dificultará que esto resulte eficaz y no permitirá que se obtengan los beneficios esperados en cuanto al bienestar. En ocasiones, necesitará de la asistencia de algún integrante del equipo terapéutico para lograrlo.

 

Título Periodístico: Convivir con la Esclerosis Múltiple

Título original: Salir Adelante con Esclerosis Múltiple. Estrategias para Usted y su Familia

Autores: Rehabilitation Medicine Clinic

Fuente: Rehabilitation Medicine Clinic, University of Washington Medical Center. Coping with multiple sclerosis. Strategies for you and your family. 2004. Disponible en: https://healthonline.washington.edu. Consultado Diciembre, 2017.